Saltar al contenido

Horno vapor pirolítico

Horno vapor pirolítico
Los hornos tradicionales que todo el mundo conoce de la cocina de la abuela, sabemos que generan su calor en la parte inferior. Esto significaba que los platos que se cocinaban aquí solían hacerlo en la parte inferior.

Poco a poco, esto se mejoró con la adición de un panel superior que ahora generaba el calor en esta parte del horno. Sin embargo, también ocurría que algunos alimentos, aunque se cocinaban bien, quedaban algo secos y nada jugosos.

Por eso, para solucionar estos problemas, existen los hornos de vapor, que superan estos inconvenientes y le ayudan a preparar deliciosos platos. Descubra aquí qué son estos hornos de vapor y cuáles son sus ventajas e inconvenientes.

Horno vapor pirolítico

Antes de los hornos de vapor, hay hornos que incorporan un sistema de distribución de aire para distribuir el calor de manera uniforme por todo el horno. Sin embargo, este aire es caliente y seco, por lo que sigue existiendo el problema de que los platos queden secos.

Para evitarlo, los hornos de vapor producen vapor a una temperatura adecuada al alimento que se está horneando. Este vapor tiene un grado de humedad que consigue hidratar la receta que estás haciendo y hacerla más jugosa en función de lo que necesites.

¿Cómo funciona un horno de vapor?

Para que el horno produzca el vapor necesario, es necesario añadir agua al principio del proceso. Para ello, cuenta con un depósito de agua que puede llenarse manualmente o puede conectarse directamente a la red de agua de tu casa, eso dependerá principalmente del modelo que hayas elegido comprar.

Leer  Consumo horno pirolítico

Cuando se inicia el proceso de cocción, el vapor se produce gradualmente y se distribuye por todo el horno con la ayuda de un ventilador. De este modo, el vapor se distribuye uniformemente para que los alimentos se cocinen de forma homogénea.

Ventajas de los hornos de vapor

Los hornos de vapor ofrecen muchas ventajas que otros tipos de hornos no ofrecen. Descubra aquí lo que le ofrecen los hornos de vapor.

Varias funciones con un solo horno de vapor

Una de las grandes ventajas de un horno de vapor es que puede hornear, cocinar al vapor e incluso asar. Todo ello sin necesidad de cambiar de electrodoméstico o tener que utilizar diferentes sartenes o parrillas.

Mantiene todos los nutrientes de los alimentos

Con la función de asado de la vaporera, puedes mantener todos los componentes nutricionales de tus alimentos. Mientras que, si estos mismos alimentos se asan o se fríen, pierden todos sus nutrientes y no se come adecuadamente.

Recaliente sus alimentos sin perder el sabor

Con los hornos de vapor, puedes recalentar tus alimentos sin que se resequen o pierdan sabor. Esto se debe a que el vapor ayuda a conservar la humedad y así su plato no se reseca.

Vídeos de Horno vapor pirolítico